SOBRE EL MOVIMIENTO

¿QUIÉNES SOMOS?

Atrévete Panamá forma parte de Hollaback, un movimiento internacional originado en 2005 y actualmente presente en 92 ciudades, 32 países y en 18 lenguas.

Somos un movimiento integrado por activistas como tú, que buscan trabajar en torno a un fin común: erradicar el acoso callejero, hostigamiento, acecho, en fin, cualquier tipo de acoso basado en género, orientación sexual u apariencia física.

Misión

Nuestra misión es acabar con el acoso callejero, impulsándonos por una red de activistas locales de todo el mundo. Trabajamos en conjunto para comprender mejor el acoso callejero, encender conversaciones públicas, y desarrollar estrategias innovadoras para garantizar la igualdad de acceso a los espacios públicos por todos.

Visión

Queremos un mundo donde no se tolera el acoso callejero y en el que todos disfrutamos de la igualdad de acceso a los espacios públicos.

¿CÓMO INICIÓ?

Hollaback! se inició en 2005 con un grupo de siete jóvenes. A medida que las mujeres contaron sus historias de acoso, una tras otra, los hombres se preocuparon cada vez más. Samuel Carter, quien es ahora presidente de la junta de Hollaback, dijo simplemente “ustedes viven en una ciudad diferente que yo”.
En conjunto, decidieron cambiar eso. Por la misma época, una mujer llamada Thao Nguyen valientemente se puso de pie a su acosador –  un señor de clase media, propietario de un restaurante – que la aterrorizaba por masturbarse frente a ella en el metro. Thao tomó una foto de su agresor con su cámara y, cuando la policía la ignoró, la publicó en Flikr. La imagen viralmente llegó a la primera plana del New York Daily News, donde incitó una conversación en toda la ciudad sobre el acoso en la calle.
Los jóvenes se inspiraron en la historia de Thao y decidieron aplicar su modelo a todas las formas de acoso y documentar estas experiencias en un blog público.

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE?

En el mundo, entre 70% y 99% de las mujeres sufren acoso callejero, un comportamiento claro de intimidación que no podemos simplemente “dejar pasar la página”. No podemos seguir viviendo en una sociedad permisiva y que tome estos elementos de acoso como normales. Como bien citó Simone de Beauvoir: “En nuestra cultura machista, no se ha logrado comprender que por encima de ser hombre o mujer, somos personas.”

Nuestra Constitución Política de 1972 consagra la igualdad real y efectiva, y la plena participación de todos los ciudadanos en la vida política, económica, cultural y social; la igualdad de los sexos, el derecho a la vida y a la integridad física y moral, sin que nadie pueda ser sometido a torturas, penas ni tratos inhumanos, crueles o degradantes; sin embargo, nuestro entorno está muy lejos de hacer cumplir estas garantías.

En nuestra sociedad siempre se ha justificado el acoso como galantería o como algo pretty, pero,… ¿qué creen? ¡No lo es! Piropos, ruidos que imitan besos, miradas lascivas, silbidos, comentarios soeces, roces o manoseos, insinuaciones sexuales y expresiones agresivas pueden llevar a efectos de corto y largo plazo, como la depresión, la ansiedad y el trastorno de estrés postraumático. Además de esto, puede limitar las victimas en sus ganancias, movilidad e interrumpir su capacidad de participar plenamente en la vida cívica.
Los lineamientos de los Derechos Humanos han reconocido mediante muchos instrumentos internacionales que el hostigamiento, el acecho, discriminación por sexo y etnia, en fin, el Acoso en cualquier ámbito, son una manifestación de NO RESPETO por las relaciones humanas y por tanto debe ser tratado en nuestra sociedad como un fenómeno que tiene consecuencias muy graves y que afectan la integridad física y mental de sus víctimas.

Queremos que respeten nuestro espacio e integridad, mientras este tipo de acciones lesiona nuestra dignidad. El acoso es el primer eslabón en los desastres sociales, puesto que éste puede convertirse a futuro en un ataque sexual.

¿CÓMO TRABAJAMOS?

Para luchar contra el abuso callejero, Atrévete Panamá abre este espacio con el fin de compartir historias e ir creando consciencia acerca de este tipo de conductas en nuestro hermoso país.
Mucha gente leerá las historias. Unos podrán comprender mejor qué es el acoso, otros se sentirán por primera vez en tus zapatos y otros finalmente sabrán que no están solos y que la culpa es siempre del agresor, jamás de la víctima.

Tu historia va a redefinir la seguridad en nuestra comunidad para inspirar legisladores, la policía y otras autoridades a tomar en serio esta cuestión – abordarlo con sensibilidad, y crear políticas que hacen que todos se sientan seguros. Tu historia va a construir un caso irrefutable de por qué el acoso de la calle NO ESTÁ BIEN. Un caso lo suficientemente fuerte para cambiar el mundo! Pero todo comienza con el más simple de los gestos: tu historia.

¿Quieres ser parte del cambio?

¡Solo tienes que atreverte! Únete a la causa, cuenta tu testimonio! El cambio empieza con cada uno de nosotros/as y luego la reacción en cadena es ¡INCREÍBLE!

 

 

 

Atrévete Hollaback es un proyecto autónomo y auto-gestivo, sin fines de lucro. No se encuentra ligado de forma alguna a partidos políticos, campañas electorales, iglesias, movimientos sindicalistas o partidistas.